Perder peso a los 40, descubre cómo puedes hacerlo

¿Perder peso crees que es una cuestión de edad? Déjame de decirte que no exclusivamente y que es posible perfectamente perder peso a los 40.

Nuestro organismo evoluciona con los años y, a medida que envejecemos, las necesidades nutricionales ya no son las mismas. Â¡Pero eso no es algo malo!

Ejemplo de como perder peso a los 40

En cualquier caso, ¡vale ya no tienes 20 años!, ¿y qué?

Sí que es verdad que a los 40, los embarazos y la menopausia, entre otras cosas no pasan desapercibidas y han dejado algunas huellas.

Sin embargo, sí, es posible perder peso a los 40 y deshacerse de esos kilos de más acumulados en tu estómago y muslos revisando tu estilo de vida y eligiendo los alimentos adecuados para ti.

Aquí te dejo un curso realizado por una persona que lleva muchos años como profesional de la educación física, que te puede guiar perfectamente en el complicado camino de adelgazar a los 40. Échale un vistazo al video.

adelgazar a los 40

Ya sé que mantenerse en forma, delgado, tonificado en general perder peso a los 40 años parece difícil, incluso utópico.

Sobre todo porque la vida diaria no lo hace fácil: el estrés en el trabajo, las comidas a deshoras, los bocadillos, etc.

No es fácil encontrar tiempo para cuidar de uno mismo. Sin embargo, a partir de esta edad, es esencial tener una dieta equilibrada para evitar cualquier riesgo cardiovascular.

Perder peso a los 40 lo primero es una disminución en la ingesta de calorías.

Sí que hay que tener en cuenta de que a partir de los 40 nuestro cuerpo quema muchas menos calorías, de ahí la importancia de revisar nuestras necesidades y cuidar nuestra alimentación y rutinas de ejercicio si no deseas aumentar de peso.

Para perder peso a los 40, tendrás que conformarte con 1700 kcal por día frente a las 2000 kcal que se consumen a los 18.

Si permaneces sedentario, tenderás a atascar tu grasa más fácilmente porque tu cuerpo comienza a ralentizarse, de hecho tu cuerpo en ese sentido al llegar a los 40 se vuelve ahorrativo.

Por lo tanto, debes apostar por los ingredientes correctos y abastecerte de proteínas para reafirmar tus tejidos.

No te prives de ningún ingrediente, pero en cantidades moderadas. Perder peso no es una cosa que vayas a cambiar de un día para otro es una carrera de fondo que implica cambios en tu alimentación.

¡De hecho perder peso demasiado rápido puede debilitarte y favorecer la aparición de arrugas! Así que tómate tu tiempo para hacer cambios poco a poco en tu estilo de vida.

Centrarse en las proteínas ayuda a adelgazar a los 40

Para evitar terminar demasiado flácida y gelatinosa, deberías consumir proteínas (pescado, carne magra), verduras y frutas para un aporte de minerales, alimentos con almidón, especialmente a la hora del almuerzo para mantener tu energía y estimular su metabolismo.

Y nos tenemos que olvidar de los dulces, los pasteles y los platos preparados, que son demasiado grasos y ricos en sal.

Al principio parece algo muy duro pero créeme que si consigues cumplirlo durante un tiempo cada vez echaras menos en falta la comida basura.

El objetivo de las proteínas es llenarte durante todo el día. No te saltes las comidas e intente proporcionar refrigerios digeribles a base de frutas o verduras.

Además, si se te hace muy pesado date de vez en cuando un descanso para comer un poco peor con la conciencia tranquila para no agobiarte y dejarlo. Pero si puedes evitarlo mejor.

El deporte otro pilar fundamental para perder peso a partir de los 40

Una dieta variada te devolverá la energía y el deseo de moverte. Al principio el comer más sano te parecerá un esfuerzo, pero cuando lleves un tiempo se convertirá en tu manera de comer habitual y lo saludable y enérgica que te encontraras te sorprenderá muchísimo.

¡Bájate del sofá y ve a dar un paseo con tu familia por la naturaleza! Haz tiempo para practicar un deporte que te guste. Lo principal es moverse para perder la celulitis y sobre todo para mantener los músculos.

Ten en cuenta que la masa muscular se derrite entre un 1 y un 2% cada año.

Caminar, nadar, hacer gimnasia, elabora un programa de deportes con el que te comprometas. Si tienes un perro, entonces sal con él todos los días.

¡Hacer deporte te ayudará a sentirte mejor contigo mismo y a mantener tu sonrisa frente al espejo!

Deja un comentario